¿Qué hay realmente en tu proteína en polvo?

0
715
<pre>¿Qué hay realmente en tu proteína en polvo?

[ad_1]

Agregar proteína en polvo a su rutina diaria a menudo se considera una forma rápida y conveniente de aumentar su consumo de este nutriente esencial. ¿Pero sabes lo que acecha en tu proteína en polvo?

Eche un vistazo rápido a la etiqueta y probablemente verá algunos ingredientes familiares, como suero de leche, caseína, proteína de guisante o soja. Pero siga leyendo y puede notar algunos otros ingredientes, muchos de los cuales parecen pertenecer a un laboratorio de química en lugar de a su estante. Desde rellenos hasta espesantes de alimentos, edulcorantes artificiales y más, echemos un vistazo a algunos de los ingredientes más comunes en proteínas en polvo, además de cómo elegir el mejor tipo la próxima vez que vaya de compras.

6 ingredientes comunes de proteínas en polvo

1. Suero / Caseína

El suero y la caseína son dos tipos de proteínas que se encuentran en la leche, y se encuentran entre las fuentes más comunes de proteínas en muchos suplementos. La proteína del suero se digiere muy rápidamente en el cuerpo, mientras que la caseína se digiere mucho más lentamente. Sin embargo, ambos pueden ser altamente beneficiosos para la construcción muscular y la reparación de tejidos.

Dicho esto, estas proteínas de la leche son ricas en lactosa, un tipo de azúcar de la leche que muchos no pueden digerir. Para aquellos con intolerancia a la lactosa, el consumo de proteínas en polvo con suero o caseína puede causar efectos secundarios como gases, hinchazón, dolor de estómago y diarrea (1).

Las proteínas en polvo a base de plantas hechas de ingredientes como el cáñamo, el guisante, el arroz integral o las semillas de chía pueden ser una buena alternativa si descubres que no puedes tolerar los productos a base de leche.

2. sólidos lácteos

El término "sólidos lácteos" se refiere a los componentes no líquidos de la leche, incluidas las proteínas, la lactosa y ciertos minerales. Los sólidos lácteos a menudo se usan como agentes de carga para proteínas en polvo, y son especialmente comunes en productos de baja calidad para ayudar a mantener bajos los costos.

En su mayor parte, los sólidos lácteos que se encuentran en las proteínas en polvo tienen pocos beneficios en lo que respecta a la salud. La proteína no es bien absorbida o utilizada por el cuerpo y la lactosa puede causar problemas para aquellos que no pueden digerirla. Por esta razón, es mejor omitir productos que contengan sólidos lácteos siempre que sea posible.

3. Edulcorantes artificiales

A menudo utilizados como una forma rápida de mejorar el sabor de las proteínas en polvo sin alterar significativamente el perfil nutricional, los edulcorantes artificiales son cada vez más comunes en muchos productos actualmente en el mercado.

Aunque el uso de estos productos sigue siendo muy controvertido, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) considera que los edulcorantes no nutritivos como la sacarina, el aspartamo, la sucralosa, el neotame y el acesulfamo K son seguros. Sin embargo, varios estudios en humanos y animales han encontrado que algunos edulcorantes artificiales podrían tener efectos adversos sobre la salud intestinal, los niveles de azúcar en la sangre y el peso corporal (3, 4, 5). Por lo tanto, es mejor usar con precaución u optar por edulcorantes naturales como la stevia.

4. Rellenos

Los fabricantes buscan rellenos como el psyllium, la celulosa o la harina de coco a muchos productos que buscan aumentar las ganancias reduciendo los costos. Si bien estos ingredientes no son necesariamente dañinos, pueden ser un signo de un producto de menor calidad. Para algunos, también pueden desencadenar problemas digestivos como gases, hinchazón o eructos (6).

5. Espesantes de alimentos

Los agentes espesantes como la goma xantana, la dextrina, el arrurruz o la gelatina se usan para mejorar la textura de muchos productos alimenticios, incluidos los polvos de proteínas. Sin embargo, cuando se consumen en grandes cantidades, estos ingredientes pueden afectar la regularidad, la salud intestinal y la digestión (7). Algunos también provienen de alérgenos comunes como el trigo, la soja, los lácteos o el maíz, que pueden ser problemáticos para las personas con sensibilidad a estos ingredientes.

6. Aceites vegetales

Muchos tipos de proteína en polvo contienen aceites vegetales para mejorar el sabor y la textura al tiempo que agregan riqueza al producto final. Desafortunadamente, estos aceites a menudo se procesan mucho y pueden contener grasas hidrogenadas, también conocidas como grasas trans.

Las grasas trans pueden ser perjudiciales para varios aspectos de la salud. De hecho, la investigación ha encontrado que una mayor ingesta de grasas trans podría estar relacionada con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, obesidad, diabetes tipo 2 e incluso ciertos tipos de cáncer (8). La American Heart Association recomienda reducir la ingesta de grasas trans limitando el consumo de alimentos fritos, aceites hidrogenados e ingredientes procesados ​​siempre que sea posible (9).

Cómo elegir la mejor proteína en polvo

Después de decodificar los ingredientes en su proteína en polvo, es posible que se pregunte cómo obtener el mejor rendimiento la próxima vez que compre suplementos. Aquí hay algunos consejos simples para ayudarlo a elegir la mejor proteína en polvo:

  1. Revise la etiqueta de ingredientes y busque productos que contengan la menor cantidad de ingredientes posible
  2. Elija una proteína en polvo que esté libre de saborizantes artificiales, aditivos y rellenos.
  3. Seleccione proteínas en polvo sin azúcar sin azúcares añadidos ni edulcorantes artificiales.
  4. Busque productos que hayan sido sometidos a pruebas de terceros para garantizar la calidad y la seguridad.
  5. Opte por productos sin OGM y de origen sostenible siempre que sea posible
  6. Consulte mi lista de las mejores proteínas en polvo a base de plantas para ver algunos de mis favoritos en términos de sabor, precio y calidad.

NS recomienda

Hay muchas opciones disponibles para aumentar su consumo de proteínas. Ya sea que provenga de fuentes de alimentos o suplementos, es importante asegurarse de que está obteniendo la mejor calidad posible para ayudar a optimizar su salud, y elegir un polvo de proteína que esté libre de rellenos, aditivos y productos químicos es un excelente lugar para comenzar.

Si está buscando más apoyo y formas de aumentar su ingesta de proteínas, consulte nuestro Coaching de bienestar. Ofrecemos citas virtualmente y todos nuestros NS Wellness Coaches están capacitados profesionalmente para brindarle orientación experta y planes prácticos para la salud a largo plazo. Haga clic aquí para responder el cuestionario del cliente.

[ad_2]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here