Manejo de genes sucios: cómo optimizar su dieta y estilo de vida para tratar eficazmente MTHFR, COMT y otras mutaciones genéticas y trastornos de metilación

0
43
Enlightened-Living-Guide-Cover-Hi-Res


El poder de la epigenética

yoSiempre me han fascinado las formas en que nuestros cuerpos quieren estar saludables, y he pasado la mayor parte de mi vida aprendiendo cómo ayudarlos a llegar allí. Como estudiante universitario, estudié biología celular y molecular. Luego me convertí en médico naturópata, un profesional con base científica que se basa en métodos naturales para restablecer el equilibrio y optimizar la salud. Mientras trabajaba con pacientes, me di cuenta de que también necesitaba convertirme en especialista en medicina ambiental, descubriendo cómo los químicos en nuestro medio ambiente socavan nuestra salud y lo que podemos hacer para desintoxicar nuestros cuerpos.

Lo que hizo que todos mis diversos estudios se unieran fue el campo de la epigenética: los muchos factores que pueden influir en cómo se expresan nuestros genes. Siempre había entendido lo poderosos que pueden ser los genes. Pero wow, estaba emocionado de descubrir que no tenemos que inclinarnos y someternos a nuestro ADN. En cambio, podemos trabajar con nuestros genes para crear una salud óptima y, en cierto modo, no exacerbar las mutaciones genéticas dentro de nuestros cuerpos, si solo sabemos cómo.

Una de las piezas más importantes del rompecabezas genético es un tipo de variación conocida como SNP (pronunciado "recorte"), que es la abreviatura de polimorfismo de un solo nucleótido. Hasta ahora, se han identificado aproximadamente diez millones de SNP en el genoma humano, y cada uno de nosotros tiene más de un millón. La mayoría de esos SNP no parecen afectarnos demasiado. Sí, representan una ligera variación o anormalidad en varios genes, pero hasta donde sabemos, esas variaciones no parecen hacer mucha diferencia en la forma en que funcionan nuestros cuerpos.

Sin embargo, algunos SNP pueden marcar una gran diferencia en nuestra salud y también en nuestra personalidad. Por ejemplo, los SNP en el gen MTHFR pueden crear una gran cantidad de problemas de salud: todo, desde la irritabilidad y la obsesión hasta los defectos congénitos y el cáncer, pueden ser el resultado de una mutación del gen MTHFR. (Tenga en cuenta que dije que sí. No tienen que hacerlo, ¡de eso se trata todo esto!) Los SNP en el gen COMT pueden provocar adicción al trabajo, problemas de sueño, síndrome premenstrual, problemas con la menopausia y, de nuevo, cáncer, junto con una energía ilimitada. , entusiasmo y buen humor. (Sí, ¡muchos SNP tienen ventajas y desventajas!)

Los problemas de salud que habían desconcertado a mis clientes durante años de repente tuvieron sentido cuando descubrieron a través de nuestro trabajo juntos que sus SNP habían creado al menos en parte esos problemas. Los problemas que parecían abrumadores, incluso condenados, se volvieron manejables cuando los clientes aprendieron que podían usar la dieta y el estilo de vida para remodelar el comportamiento de sus genes.

Experimenté ese tipo de aha mismo cuando descubrí que tengo al menos tres SNP significativos. Finalmente entendí algo acerca de por qué estoy tan concentrado y determinado, ¡algunos podrían decir obsesivo! ¿Recuerdas los síntomas de MTHFR que mencioné anteriormente? También vi por qué puedo irritarme repentinamente en cualquier momento y por qué reacciono tan intensamente a ciertos químicos y humos. Fue un alivio tener esta nueva comprensión: las cosas tenían sentido para mí de una manera que nunca antes habían tenido, además tenía algunas soluciones nuevas en las que podía confiar. A medida que lea esto, tendrá la oportunidad de hacer el mismo tipo de descubrimientos emocionantes sobre usted.

Lo que es más importante, conocer mis SNP me ayudó a comprender mejor algunos de los conceptos erróneos sobre los trastornos de la metilación y me permitió tomar control de mi salud. Finalmente, podría apoyar mi cuerpo y cerebro con la dieta y el estilo de vida que necesitaban. Por primera vez en mi vida, sentí que estaba trabajando al máximo de mi potencial.

Quería que mis pacientes tuvieran la misma experiencia: diablos, quería que todos llegaran a ese nivel. Entonces comencé a desarrollar un programa para limpiar nuestros "genes sucios": qué deberíamos comer, qué suplementos podrían ayudar y cómo crear un estilo de vida de "genes limpios". Quería que fuéramos como ese ratón epigenéticamente compatible, brillante y saludable, sin importar qué genes nos haya tratado la vida. Sabía que si pudiera profundizar lo suficiente, encontraría las respuestas.

Curso gratuito de vida iluminada:
Lleva tu felicidad, salud, prosperidad y conciencia al siguiente nivel

Descubra ideas y técnicas poderosas para crear salud radiante, felicidad, prosperidad, paz y fluidez en su vida y relaciones.

Botón de descarga

Y ahora, diez años después, me enorgullece decir que sí. Oh, todavía hay mucho más que tengo que aprender: todo el campo de la epigenética recién comienza y estamos haciendo nuevos descubrimientos todos los días. Paso una gran parte de cada semana haciendo mi propia investigación, y otra gran parte del tiempo leyendo los estudios que resultan mis colegas. Es más de lo que una persona podría seguir, y esa es la buena noticia. En otros diez años, tengo plena confianza, vamos a tener el poder de hacernos cargo de nuestra salud de una manera que ni siquiera podemos imaginar.

¿Tus genes sucios te enferman?

Probablemente haya escuchado que sus genes afectan la salud que puede tener. Es casi seguro que su médico le ha dicho que, debido a las afecciones que afectan a su familia, puede ser vulnerable a enfermedades cardíacas, depresión, ansiedad u otros trastornos.

La mayoría de las veces, esta noticia hace que la gente se sienta desanimada. "Tengo miedo", me dicen. “Mis genes son un desastre. Solo tengo que aprovecharlo al máximo ".

¡De ninguna manera!

Después de años de investigación en la nueva ciencia de las anormalidades genéticas y los trastornos de la metilación, y de haber tratado con éxito a miles de clientes, incluidos mi familia y yo, le estoy ofreciendo un nuevo enfoque emocionante: un método comprobado para limpiar sus limitaciones genéticas y crear Una persona más sana y vibrante.

Así que déjame decirlo alto y claro: ¡Tus genes no son tu destino! Pero quizás te hayan enseñado que lo son. Quizás, como la mayoría de las personas, le han dicho que heredó un "plan maestro", características que están escritas en piedra desde el momento de su concepción hasta el día de su muerte. Desde este punto de vista, sus genes son un comité severo de jueces que dictan una cadena perpetua.

"Hmm", parecen decir tus genes. "Démosle depresión a esta mujer, que ella obtiene de su madre. Y agreguemos alguna enfermedad cardíaca, que corre del lado de su padre. ¿Qué tal agregar una personalidad tímida y ansiosa, que obtiene de su abuela? Ya casi hemos terminado, pero agreguemos un ingrediente más: un caso leve de TDAH, nada clínico. Pero, como dos de sus tíos, siempre tendrá dificultades para concentrarse. Ahí, ¡todo listo! Buena suerte señora! ¡Disfruta del destino que hemos escrito para ti, porque no hay absolutamente nada que puedas hacer para cambiarlo! "

Bastante sombrío, ¿verdad? Por suerte, está mal. Lejos de estar escrito en piedra, su destino genético es más como un documento escrito en la Nube: puede editarlo y revisarlo en cada momento de su vida. Cada vez que bebe un refresco, pasa cuatro horas de sueño, usa un champú cargado con productos químicos industriales o golpea una bomba de estrés en su trabajo, está poniendo la parte negativa del documento en letra gigante. Y cada vez que come algunas verduras de hojas orgánicas, duerme bien por la noche, usa un champú libre de químicos, se ríe con amigos o hace algo de yoga, está ampliando la parte positiva del documento mientras reduce la parte negativa: mutaciones genéticas , específicamente, para una fuente tan pequeña, bien podría no estar allí en absoluto.

Sus genes no establecen la ley; Ellos negocian contigo. Ni siquiera hablan con una sola voz. Son un comité y, a veces, no están de acuerdo entre sí.

Algunas de las personas en ese comité son duras. Están gritando constantemente: "¡Enfermedad cardíaca!" o "Depresión!" o "¡Falta de confianza paralizante!" Y si no conoce la forma correcta de trabajar con ellos, esas voces fuertes y ásperas podrían gobernar el día.

Pero, y así es como esto va a cambiar su vida, si sabe cómo trabajar con su "comité genético", puede obtener un resultado mucho mejor. Puede obtener esas voces negativas fuertes para atenuarlo o incluso callarse por completo. Al mismo tiempo, puede subir el volumen de las voces que dicen: "¡Estado de ánimo equilibrado!" "¡Corazón saludable!" y "¡Confianza en uno mismo!"

Así que prepárense para limpiar sus genes sucios, amigos, porque eso es exactamente lo que van a hacer. En las páginas que vienen y en mi libro. Genes sucios, descubrirá cómo cambiar sus genes y aprovechar al máximo su herencia genética, ahora y por el resto de su vida.

¿Están sucios los genes? Algunos síntomas comunes

+ Dolor en las articulaciones y / o músculos
+ Reflujo ácido / acidez estomacal
+ Acné
+ Reacciones alérgicas
+ Ira y agresión
+ Ansiedad
+ Problemas de atención
+ Picos de azúcar en la sangre y accidentes
+ Niebla del cerebro
+ Manos y pies fríos
+ Estreñimiento
+ Antojos, especialmente de carbohidratos y azúcar.
+ Depresión
+ Diarrea
+ Nerviosismo
+ Fatiga
+ Fibromialgia
+ Intolerancia a la comida
+ Cálculos biliares
+ Gas e hinchazón
+ Dolor de cabeza / migraña
+ Corazón acelerado
+ Indigestión
+ Insomnio
+ Irritabilidad
+ Picazón en la piel
+ Síntomas de menopausia / perimenopausia
+ Cambios de humor
+ Hemorragias nasales
+ Obesidad / aumento de peso
+ Obsesividad
+ Reflejo de sobresalto exagerado
+ PMS / períodos difíciles
+ Síndrome de ovario poliquístico (PCOS)
+ Rosácea
+ Secreción nasal / congestión
+ Transpiración
+ Síntomas inexplicables, simplemente "no sentirse bien"
+ Adicción al trabajo

Lo que su médico no le dirá, pero lo haré

Si ha tenido problemas con alguno de los síntomas que acabo de enumerar, es posible que su médico le haya dicho que no está realmente enfermo. O tal vez le hayan ofrecido medicamentos para medicar los síntomas (antibióticos, analgésicos, antiácidos, antidepresivos, medicamentos contra la ansiedad) sin prestar mucha atención a los problemas subyacentes que producen esos síntomas de los trastornos de la metilación.

O tal vez has sido uno de los afortunados. Tal vez haya encontrado un médico naturópata, un MD funcional / integrador, un osteópata, una enfermera, un nutricionista, un quiropráctico u otro profesional de la salud que lo haya ayudado a restaurar la salud y el bienestar a través de la dieta, el estilo de vida y otros medios naturales. Aun así, su tratamiento es incompleto si no ha aprendido acerca de los genes sucios, la causa raíz de muchas de las afecciones con las que está luchando.

Esto se debe a que la epigenética, que modifica la expresión genética para mejorar su vida y su salud, es un aspecto de vanguardia de la medicina que la mayoría de los profesionales no entienden. Soy una de las pocas personas que ha descubierto cómo traducir la investigación genética en acciones concretas que mejorarán su salud, razón por la cual tantos especialistas líderes en atención médica acuden a mí para recibir capacitación y asesoramiento. Es por eso que paso tanto tiempo dando conferencias y consultas con médicos y proveedores, convencionales, naturales y de otro tipo, además de leer los estudios de otras personas, hacer mi propia investigación y ayudar a otros a recuperar su salud. Como resultado, las sugerencias aquí se basan en el material científico más reciente. La mayoría de los proveedores de atención médica simplemente no están al tanto de esta información, aunque estaría dispuesto a apostar que en unos años, los programas como el de mi libro, incluidas las respuestas sobre cómo cambiar sus genes, se generalizarán, incluso estándar.

Mientras tanto, una vez que comprenda qué ensucia sus genes y cómo limpiarlos, se sentirá mejor de lo que nunca pensó que podría.

Tus genes dinámicos

Recuerde, cada momento de cada día, sus genes están trabajando en ese documento sobre su salud. Pueden escribirlo de una manera que le guste o de una manera que no le guste, pero siempre están escribiendo. Y lo sepas o no, tú también.

Por ejemplo, tus genes siguen diciéndole a tu cuerpo: "¡Reconstruye tu piel!" Como sabe si se exfolia, su piel está constantemente muriendo y siendo reemplazada. Entonces, cada momento de cada día, sus genes se agregan al documento, diciéndole a su cuerpo que continúe con la reparación.

¿Qué tipo de documento crees que escriben si llevas una dieta alta en azúcar, escasea en el sueño o te estresas durante días? Hmm, tal vez algo como: "Por favor, dale a esta mujer una piel opaca y sin brillo con mucho acné y quizás un toque de rosácea". Por otro lado, proporcione a sus genes grasas saludables, mucho sueño y tiempo para relajarse, y verá un documento diferente: "¡Esta tiene una piel sana y brillante que la hace parecer diez años más joven! Sus genes no dejarán de escribir hasta el día de su muerte. Pero lo que escriben depende de usted.

Del mismo modo, sus genes están constantemente produciendo documentos sobre su revestimiento intestinal, que se repara y reconstruye cada siete días. Si comes bien y vives bien, te alejarás de las mutaciones genéticas y tendrás un excelente documento: "¡Mantenga las tripas de ese tipo fuertes y saludables!" Si arruina sus genes con una dieta y estilo de vida pobres, su documento probablemente diga algo como: "Dado que este hombre me está dando mucho trabajo extra para hacer, no puedo concentrarme en reparar su revestimiento intestinal. Tampoco me proporciona las herramientas que necesito. Así que dale a este hombre un revestimiento intestinal débil, del tipo que permite que la comida se filtre ”. ¡Cuidado con todo el aumento de peso, problemas inmunes y otros problemas que probablemente sigan!

Ahora aquí está mi favorito personal: la nota sobre su mente. Esas instrucciones incluyen neurotransmisores, bioquímicos como la serotonina, la dopamina y la noradrenalina que rigen sus pensamientos, estados de ánimo y emociones. Su cerebro funciona con miles de reacciones bioquímicas, y hay innumerables formas en que el proceso puede salir mal. Su objetivo es dar a sus genes lo que necesiten para producir una nota edificante: "Mantenga a esta persona aguda, concentrada, tranquila y llena de energía durante el día, y relajada, tranquila y lista para dormir por la noche". El memo que no desea menciona el olvido, la depresión, la ansiedad, la irritabilidad, el insomnio, las adicciones y la confusión mental.

Entonces sí, tus genes escriben el memo de tu vida. Pero lo que escriben depende en gran medida de usted. ¿Suena bien? Entonces comencemos.

Cómo las mutaciones genéticas afectan su salud

Lo más probable es que ni usted ni su médico estén acostumbrados a pensar en sus genes como un factor activo y dinámico que afecta su salud actual. En cambio, sus genes parecen un conjunto inmutable e inevitable de instrucciones cableadas transmitidas por sus padres en el momento de la concepción.

Quiero que cambies esa mentalidad. En lugar de ver su herencia genética como un conjunto fijo de instrucciones del pasado (instrucciones escritas en una tableta de piedra transmitidas por los antepasados), quiero que vea sus genes como participantes activos en su salud diaria. En este momento, mientras lee esto, miles de genes en todo su cuerpo están dando instrucciones a su cerebro, tracto digestivo, piel, corazón, hígado y muchos otros aspectos de su anatomía. Esas instrucciones genéticas dan forma a cada faceta de su experiencia y su salud, y sus genes las están entregando cada segundo. Con cada respiración que toma, cada objeto que toca, cada pensamiento que tiene, le da instrucciones a sus genes, y responden, lo que lleva a cambios epigenéticos.

Digamos que comes un gran almuerzo, demasiado grande, más de lo que tu cuerpo puede soportar. ¡Uy! Tus genes están sobrecargados. Se tambalean bajo la carga de toda esa comida. Le dicen a su metabolismo que disminuya su velocidad. Tienen problemas para metilar, un proceso clave que facilita al menos doscientas funciones en su cuerpo, desde la reparación de la piel, la digestión y la desintoxicación hasta el equilibrio del estado de ánimo y el pensamiento claro. Debido al desafío planteado por esa comida demasiado grande, cientos de instrucciones se dan de manera diferente y mal. Puede prometerse que comerá luz esa noche para compensarlo, y tal vez incluso lo hará. Pero eso no evitará el daño que infligiste a la hora del almuerzo, cuando no le diste a tus genes las condiciones que necesitaban para hacer su trabajo.

O supongamos que te quedaste despierto hasta tarde anoche, jugando un videojuego o respondiendo un correo electrónico o viendo tu programa favorito. Ahora suena la alarma y apenas puedes salir de la cama. "Lo compensaré este fin de semana", te prometes, y tal vez lo harás. Mientras tanto, sin embargo, sus genes viven en el presente, y no están contentos con la falta de sueño. Dan instrucciones que alteran su digestión, su estado de ánimo, su metabolismo y su cerebro, de modo que en este momento, no cuando nació, sino ahora, su salud cambia y se resbala y disminuye un poco.

Por supuesto, si la mayoría de las veces comes bien y duermes profundamente y limitas tu exposición tóxica y controlas tu estrés, una comida grande ocasional o tarde en la noche no hace tanta diferencia. Claro, sus genes alteran sus respuestas por un tiempo, pero su cuerpo es fuerte y resistente, y puede manejar el desafío adicional. Si un gen se tambalea, un segundo se intensifica. Si ese segundo gen tropieza, un tercero se hace cargo. Su cuerpo tiene muchas copias de seguridad incorporadas, lo cual es excelente.

Sin embargo, si constantemente le da a sus genes malas condiciones de trabajo, van a entregar consistentemente instrucciones deficientes y pueden provocar trastornos de metilación en el proceso. ¿Por qué? Debido a que cada gen de respaldo empujará al siguiente gen de respaldo, uno tras otro después del otro, y antes de que se dé cuenta, muchos de sus genes están luchando. Su salud sufrirá y, en demasiados casos, su médico no podrá hacer mucho más que recetar algunos medicamentos para medicar sus síntomas.

Quiero algo mejor para ti, mucho mejor. Quiero que le des a tus genes exactamente lo que necesitan para entregar las instrucciones para una salud perfecta. Quiero que sus genes de primera línea funcionen de manera óptima con la mayor frecuencia posible, ejerciendo la menor presión posible en sus copias de seguridad. Quiero que todos tus genes cooperen sin problemas para darte una piel radiante y un peso saludable y toneladas de energía y una mente clara y aguda. Quiero que te sientas tranquilo y entusiasmado y listo para ir, y quiero que duermas tan profundamente por la noche que te despiertes cada mañana sintiéndote genial. Si quieres eso para ti, escucha: la forma de obtener una salud óptima es apoyando tus genes.

Dos tipos de genes sucios

Tienes dos tipos de genes sucios, los cuales pueden darte una serie de síntomas y trastornos.

Algunos genes "nacen sucios"

El nombre científico para un gen nacido sucio es polimorfismo genético, que es una forma elegante de decir "variación genética" o "mutaciones genéticas" en algunos casos. Como vimos en la introducción, estos genes también se denominan polimorfismos de un solo nucleótido, o SNP, que se pronuncian "recortes". Estos genes sucios, y cada uno de nosotros tiene varios, pueden hacer un número a gran escala en su cuerpo y su cerebro. Ayudan a determinar si eres pesado o delgado, lento o con energía, deprimido u optimista, ansioso o tranquilo.

Tenemos alrededor de veinte mil genes en nuestro cuerpo. Hay más de 10 millones de polimorfismos genéticos (SNP) conocidos, y una persona puede tener hasta 1.2 millones de ellos. Sin embargo, se sabe que solo alrededor de 40,000 alteran potencialmente su función genética. Vamos a concentrarnos en los SNP clave en los siete genes con mayor probabilidad de tener el mayor impacto en su salud. Elegí estos Super Seven porque cada uno de ellos influye en cientos de otros genes. Si alguno de estos siete genes está sucio, puedes estar seguro de que también están ensuciando tus otros genes.

Cuando mis clientes descubren por primera vez que nacieron con SNP, muchos de ellos están molestos. Como Taylor dijo: "Me siento como un mutante". Pero, de hecho, todos somos mutantes, es decir, cada uno de nosotros está cargado de SNP. Es solo parte de la magnífica variedad de la raza humana, lo que nos permite a cada uno de nosotros ser únicos.

La buena noticia es que una vez que sabe qué SNP tiene, sus problemas de salud comienzan a tener mucho más sentido, y sus problemas emocionales también. Si sufre de migrañas, parece que no puede conciliar el sueño por la noche o lucha con un temperamento desencadenante, los SNP pueden ser la raíz de su problema y acelerar el desarrollo de trastornos de metilación. Los SNP también contribuyen a la ansiedad, la depresión, la irritabilidad, la adicción al trabajo, la obsesión, la dificultad para prestar atención, los problemas para relajarse y un montón de otras cosas que quizás nunca se haya dado cuenta que tenían una base genética y bioquímica. Los SNP también contribuyen a varias fortalezas, como energía ilimitada, buen humor, entusiasmo, dedicación, determinación y enfoque nítido.

La buena noticia es que puedes trabajar con tus SNP, subir el volumen de tus puntos fuertes y bajar el volumen de tus puntos débiles. A través del Protocolo de genes limpios, puede alterar su estilo de vida, dieta y entorno para maximizar los aspectos positivos y silenciar los negativos, de modo que lo que una vez pensó que era "normal" para usted puede no ser nada por el estilo. ¿Qué tan asombroso es eso?

Algunos genes simplemente "actúan sucios"

A veces, un gen sin un SNP crea problemas para usted de todos modos. Esto podría deberse a que sus genes no obtienen los nutrientes, el estilo de vida o el entorno que necesitan para funcionar de la mejor manera: muy pocas vitaminas, muy poco sueño, demasiados químicos, demasiado estrés. Una mejor dieta y estilo de vida podrían inspirar a sus genes a comportarse de manera diferente.

El nombre científico para esto es expresión genética: la forma en que sus genes se expresan en respuesta a su entorno, dieta, estilo de vida y mentalidad. Dependiendo de cuáles de sus genes se expresan y cómo, puede estar sano, con energía y brillante. Alternativamente, puede estar cargado de una gran cantidad de síntomas: obesidad, ansiedad, depresión, acné, dolores de cabeza, fatiga, dolor en las articulaciones, mala digestión. Si sus genes actúan lo suficientemente sucios, incluso podría enfrentar condiciones tan graves como trastornos autoinmunes, diabetes, enfermedades cardíacas, cáncer y otras formas de mutaciones genéticas. Una vez más, su Protocolo de Genes Limpios viene al rescate. Si le das a tus genes la dieta y el estilo de vida que necesitan, actuarán limpios en lugar de sucios, y podrás optimizar tu salud, tu perspectiva mental y tu vida.

Conoce a tus genes sucios

Aquí están los siete genes, los llamo los Super Siete, a los que apuntamos con el Protocolo de Genes Limpios. Los elegí porque son extremadamente comunes, han sido bien investigados y tienen los efectos de mayor alcance en su cuerpo. Si estos tipos están sucios, ya sea que hayan nacido sucios o simplemente que estén actuando sucios, el resto de sus genes también se dispararán. Algunas mutaciones genéticas son difíciles de eliminar. No estos siete. Se limpian fácilmente a través de cambios en la dieta y el estilo de vida. Nacer con genes sucios tiene un lado positivo y otro negativo.

Los genes que nacen sucios pueden ponerlo en riesgo de tener algunos problemas de salud desagradables, pero también ayudan a moldear su personalidad, activando fortalezas y debilidades. Su objetivo es trabajar con la dieta, la exposición a sustancias químicas y el estilo de vida para maximizar los beneficios y minimizar los inconvenientes.

1. MTHFR, el gen maestro de la metilación

Este gen inicia su capacidad de metilar, un proceso clave que afecta la respuesta al estrés, la inflamación, la química cerebral, la producción de energía, la respuesta inmune, la desintoxicación, la producción de antioxidantes, la reparación celular y la expresión genética, lo que, si no se cuida adecuadamente, podría provocar a los trastornos de metilación.

Cuando MTHFR nace sucio:

+ Fortalezas: intensidad, estado de alerta, productividad, enfoque, reparación mejorada del ADN, disminución del riesgo de cáncer de colon

+ Debilidades: depresión, ansiedad, autoinmunidad, migrañas, mayor riesgo de cáncer de estómago, autismo, complicaciones del embarazo, síndrome de Down, defectos de nacimiento y afecciones cardiovasculares como ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y trombosis

2. COMT, el gen cuyos SNP ayudan a determinar si estás enfocado y optimista, o relajado y tranquilo

COMT y sus SNP tienen efectos poderosos sobre el estado de ánimo, la concentración y la forma en que su cuerpo maneja el estrógeno, un factor clave en el ciclo menstrual, en los fibromas, en algunos cánceres sensibles al estrógeno y otras mutaciones genéticas.

Cuando COMT nace sucio:

+ Fortalezas: enfoque, toneladas de energía y alerta, buen humor, piel radiante

+ Debilidades: irritabilidad, insomnio, ansiedad, fibromas, mayor riesgo de cánceres sensibles al estrógeno, ansiedad ante los exámenes, trastornos neurológicos, migrañas, síndrome premenstrual, impaciencia, vulnerabilidad a las adicciones

3. DAO, el gen cuyos SNP pueden hacerte súper sensible a ciertos alimentos y químicos

Cuando este gen está sucio, además del desarrollo de trastornos de metilación, afecta su respuesta a la histamina que acecha en varios alimentos y bebidas y que también es producida por algunas bacterias intestinales, lo que afecta su probabilidad de sensibilidades alimentarias y reacciones alérgicas.

Cuando DAO nace sucio:

+ Fortalezas: conocimiento inmediato de los alérgenos y los alimentos desencadenantes (para que pueda eliminarlos de su dieta antes de que causen problemas graves a largo plazo)

+ Debilidades: sensibilidades alimentarias, complicaciones del embarazo, síndrome del intestino permeable, reacciones alérgicas, el riesgo de afecciones más graves como la autoinmunidad

4. MAOA, el gen que afecta los cambios de humor y los antojos de carbohidratos

Este gen ayuda a controlar sus niveles de dopamina, noradrenalina y serotonina: químicos cerebrales clave que afectan el estado de ánimo, el estado de alerta, la energía, la vulnerabilidad a las adicciones, la confianza en sí mismo y el sueño.

Cuando MAOA nace sucio:

+ Fortalezas: energía, autoconfianza, enfoque, "altos" de productividad y alegría

+ Debilidades: cambios de humor, antojos de carbohidratos, irritabilidad, dolores de cabeza, insomnio, adicciones

5. GST / GPX, los genes que pueden crear dilemas de desintoxicación

Un GST o GPX sucio afecta la capacidad de su cuerpo para deshacerse de los químicos.

Cuando GST / GPX nace sucio:

+ Fortalezas: conocimiento inmediato de productos químicos potencialmente dañinos (antes de que tengan la oportunidad de enfermarlo realmente), mejor respuesta a la quimioterapia

+ Debilidades: supersensibilidad a productos químicos potencialmente dañinos (con respuestas que van desde síntomas leves hasta trastornos autoinmunes y cánceres graves), aumento del daño en el ADN (que aumenta el riesgo de cáncer)

6. NOS3, el gen que puede crear problemas cardíacos

NOS3 afecta su producción de óxido nítrico, que es un factor importante en la salud del corazón, afectando procesos tales como el flujo sanguíneo y la formación de vasos sanguíneos.

Cuando NOS3 nace sucio:

+ Fortalezas: disminución de la formación de vasos sanguíneos (angiogénesis) durante el cáncer, lo que reduce el crecimiento del cáncer

+ Debilidades: dolores de cabeza, presión arterial alta, vulnerabilidad a enfermedades cardíacas y ataques cardíacos, demencia

7. PEMT, el gen que apoya las membranas celulares y el hígado.

Este gen afecta la capacidad de su cuerpo para producir fosfatidilcolina, un compuesto esencial que necesita para mantener las membranas celulares, el flujo de bilis, la salud muscular y el desarrollo del cerebro.

Cuando PEMT nace sucio:

+ Fortalezas: Más apoyo para la metilación, mejor respuesta a la quimioterapia.

+ Debilidades: trastornos de la vesícula biliar, sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO), complicaciones del embarazo, debilidad de la membrana celular, dolor muscular

¿Qué hace que tus genes actúen sucios?

Incluso si no tiene un SNP en ninguno de sus siete genes clave, es posible que esté aumentando esos genes con una dieta y un estilo de vida incorrectos, que son dos de los principales factores que alimentan las mutaciones genéticas. Como resultado, no pueden hacer los trabajos que necesita desesperadamente: metabolizar nutrientes, equilibrar la química de su cerebro, reparar las células dañadas y otras ciento ciento tareas. ¿Lo que pasa? Ganas peso, te sientes lento, te deprimes, te pones ansioso, pierdes la capacidad de concentrarte, desarrollas acné, te duele la cabeza … la lista sucia sigue y sigue.

Si está tomando antiácidos, por ejemplo, está jugando con muchos genes importantes, incluidos MTHFR, MAOA y DAO. Si está tomando metformina, un medicamento común para la diabetes, está interrumpiendo la función de su MAOA y DAO. Las píldoras anticonceptivas, la terapia de reemplazo hormonal e incluso las hormonas bioidénticas pueden dañar su MTHFR y COMT.

Incluso si no está tomando medicamentos, su expresión genética puede verse afectada por una dieta deficiente, falta de ejercicio, demasiado ejercicio, falta de sueño, toxinas ambientales y el estrés cotidiano, y esos son solo los problemas más comunes. En pocas palabras, hay una lista completa de factores que podrían estar ensuciando sus genes, y su médico probablemente no tiene idea.

Para empeorar las cosas, cada factor adicional que ensucia sus genes cambia todo el panorama e incluso puede causarle formas graves de trastornos de metilación. Entonces, si solo comes demasiada azúcar, ese es un problema. Pero si también está comiendo demasiados carbohidratos, ahora tiene dos problemas y un efecto mucho más amplio y complejo. Si, además, no duermes bien, acabas de crear más daño. Eso más estrés, ¡aún más! Muy pronto, generó un efecto acumulativo que empeora aún más el problema. En lugar de 1 + 1 + 1 + 1 = 4, obtienes 1 + 1 + 1 + 1 = 50.

¿Por qué? Porque todos tus genes interactúan entre sí. Cuando un gen se ensucia, no funciona correctamente, por lo que varios genes más intervienen para ayudar, y ahora de repente también se ensucian. Su cuerpo no es un conjunto de compartimentos discretos que funcionan por separado. Es un sistema interactivo increíble en el que los problemas se propagan y se multiplican con una velocidad sorprendente. La buena noticia es que la salud también puede extenderse y multiplicarse de manera sorprendente. Cuando limpias tus sucias mutaciones de ADN, comienzas a sentirte genial de una manera que nunca imaginaste. Su estado de ánimo mejora, y ese dolor muscular crónico por el que ha estado trabajando deja de doler. Su niebla cerebral se despeja, y tiene toneladas de energía. Sus síntomas de alergia desaparecen y comienza a perder algo de peso.

Es por eso que estoy tan ansioso por que limpies tus genes para que puedas evitar mutaciones genéticas. Si sus genes sucios nacieron limpios pero se ensuciaron, limpiarlos le da un gran impulso. Y si algunos de sus genes nacieron sucios, brindarles el apoyo que necesitan puede marcar una gran diferencia.

¿Qué ensucia tus genes?

Dieta

+ Demasiados carbohidratos

+ Demasiada azúcar

+ Demasiada proteína

+ Insuficiente proteína

+ No hay suficiente grasa saludable

+ Escasez de nutrientes que sus genes necesitan para funcionar correctamente, como las vitaminas B, vitamina C, vitamina D, cobre y zinc.

Ejercicio

+ Estilo de vida sedentario

+ Sobreentrenamiento

+ Deficiencia de electrolitos

+ Deshidración

Dormir

+ No hay suficiente sueño profundo y reparador

+ Ir a la cama tarde, levantarse tarde

+ Patrones de sueño irregulares.

Toxinas ambientales

+ Comida "sucia"

+ "Agua sucia

+ Aire "sucio", incluido el aire interior

+ Productos “sucios”: aerosoles, limpiadores, cosméticos, pinturas, pesticidas, herbicidas.

Estrés

+ Estrés físico: enfermedad a largo plazo, infecciones crónicas, intolerancia alimentaria / alergias, sueño insuficiente

+ Estrés psicológico: problemas en el trabajo, en el hogar, con sus seres queridos, con la vida.

El protocolo de genes limpios: cómo cambiar su ADN

El siguiente es su Protocolo de genes limpios, un programa de por vida para mantener sus genes limpios y evitar cambios genéticos negativos a medida que optimiza su salud.

Aunque puede agregar periódicamente Limpieza de manchas desde el segundo paso del programa, que se describe en mi libro, este es el enfoque de la dieta y el estilo de vida que mejor respaldará sus genes por el resto de su vida. Aquí, el Protocolo de Genes Limpios se describe a grandes rasgos, como introducción. Sin embargo, no temas: mi libro Genes sucios aborda todos los componentes (dieta, ejercicio, etc.) con mayor detalle.

Dieta

+ Coma cantidades apropiadas de proteínas y grasas saludables.

+ Make sure to get all the nutrients that your genes need to work properly, such as B vitamins, vitamin C, copper, and zinc.

+ Cut out cow’s milk dairy, gluten, excess carbs, and white sugar.

+ Avoid foods high in pesticides, herbicides, preservatives, and/or artificial ingredients.

+ Avoid fermented foods, leftovers, or food that’s likely to contain excess bacteria if you find they trigger symptoms.

+ Avoid foods that are high in histamines: wine, some types of cheese, and smoked and/or preserved meat and fish, if you’re particularly susceptible.

+ Eat in moderation: stop eating when you’re 80 percent full.

+ Avoid snacks and late-night meals.

Exercise

+ Get the right amount of exercise for your body—not too much and not too little.

+ Exercise when you’re rested and only until you’re pleasantly tired. Don’t exhaust yourself, and don’t force it.

+ Exercise when it doesn’t negatively impact your sleep. Don’t skimp on sleep to exercise; don’t exercise later in the evening if it keeps you from falling asleep.

Sleep

+ Make trying for deep, restful sleep a priority.

+ Consistently match your sleep schedule to nature’s circadian rhythms: asleep by 10:30 p.m., awake seven to eight hours later.

+ Avoid electronic screens in the hour before bed.

+ Block out or turn off artificial lights. Natural moonlight is great.

Environmental Toxins

+ Eat organic food or at least avoid the “dirtiest” conventional foods.

+ Filter the water you use for drinking, cooking, and bathing.

+ Avoid the use of household and garden chemicals.

+ Avoid all plastic containers for your food and water, especially BPA plastic and especially in the microwave. Ideally, store and cook foods only in glass or stainless steel.

+ Follow guidelines to keep indoor air clean, bearing in mind that indoor air is often more toxic than the air outdoors.

Stress

+ Attend to sources of physical stress: long-term illness, chronic infections, food intolerances/allergies, insufficient sleep.

+ Reduce and relieve psychological stress: issues at work, at home, with your loved ones, with life.

Profiles and Personalities

Any one gene is just a single factor in your genetic profile—let alone in your entire personality. But to give you some idea of how your genetic profile might help shape your temperament, here are some quick personality sketches that I’ve observed in conjunction with the seven key genes when they’re dirty:

MTHFR

Among the many MTHFR symptoms are the changes in one’s mood. Some days you’re blue and depressed, while other days you’re anxious. On good days, your focus is great and you get stuff done. On bad days, you have performance anxiety, a hair-trigger temper, and/or headaches—or maybe you just feel grumpy. After eating a salad you tend to feel great, but you’ve never paid attention to that because, after all, it’s just a salad.

COMT (Slow)

Man, you’re on fire! ADHD?—not in this house. You’re cranking away on several projects and already eager for the next one or five. As you lie down to sleep, you’re still cranking away. After tossing and turning, you finally doze off, dreaming of tomorrow’s tasks. Tomorrow arrives. Coffee is needed. Once again, you’re off and running. You put pressure on yourself, and if you’re not accomplishing what you need to, anxiety sets in, so you focus harder to get everything done. And you do get it done. Your colleague makes fun of you for working overtime on a particular project, and you snap at her. As usual, you’re quick to be irritated. In addition, sometimes you have an extreme sensitivity to pain and can be plagued with headaches.

COMT (Fast)

Look at that blinking light! Did you see that dog over there? Man, I wish I could read a book, but I just can’t focus. You’re always jumping from one task to another, and it’s hard to get much done. Friends have suggested that you might have ADHD. You also love shopping and buying new things! The problem is, you feel great buying them, but the next day the “shopping high” wears off, and you find that you need to buy something else or you start feeling blue. It’s getting expensive and time-consuming. Oh—and hugs! They’re awesome! The more hugs you get, the better you feel.

DAO

You are so tired of not knowing what you can and can’t eat. One meal you’re good, and the next you feel awful: throbbing head, irritable mood, sweaty body, racing heart, itchy skin, bleeding nose. Perhaps you’ve even spent a ton of money on food allergy testing—and found nothing! So frustrating. You keep limiting your foods one by one in hopes of identifying the culprit, but it’s a never-ending battle.

GST/GSX

Ever since you figured out that chemicals and smells make you feel sick, you’ve been on a mission to get rid of such stuff from your home. That neighbor of yours is using scented dryer sheets—again! Those give you a headache within seconds. Your friends wonder why you’re such a clean freak. But you know that you’re tuned in and sensitive to these things because you have to be.

MAOA (Fast)

Carbs. CARBS! Pleeease, get me some of those! Your grocery cart looks like you work for the grain and chocolate industry! You feel so great eating carb-laden foods. You know you shouldn’t, but when you don’t, you feel blue. The problem is, eating carbs picks you up only for a moment or two; then you crash. So what do you do then? You eat more carbs. You try diet after diet, but they just make you feel depressed. You’re sick of gaining weight, but you feel stuck in that pattern. You don’t want to be on antidepressants, but you feel like you can’t keep going this way.

MAOA (Slow)

You’re easily startled and quick to become anxious or irritated. You can become aggressive and later feel bad for overreacting. You just can’t seem to help it. You always have to watch out for headaches, especially when you eat cheese or chocolate and drink wine. Falling asleep at night is always tough, but once you do, at least you sleep soundly through the night.

NOS3

You’re freaking out. Your dad, uncle, grandma, and grandpa all had significant heart problems when they were around fifty years old, and now you’re getting there. Your doctors check your heart and say it looks okay—but are they checking everything they need to, or are they missing something? Your hands and feet are constantly cold, but your doctors say that’s nothing to worry about. You need answers, because this family history is weighing on you.

PEMT

Ever since you switched to a vegan or vegetarian diet, you’ve felt just a bit off. Your mind isn’t as sharp, you’re forgetting things, and you’ve got aches and pains all over your body. As an omnivore, you felt good overall, though you did have some aches and pains. Your liver felt heavy then, and it still does—just under your right-side ribcage. Fatty foods just don’t sit right with you either. Now your doctor has said that you have gallstones and need to have your gallbladder taken out. ¡No! There must be a way to save it.

What’s Your Genetic Profile?

If you want to know your own genetic profile, there are a few ways to go about it. The most expensive route is to get yourself tested by a company like 23andMe or Genos Research. At that point, you’ll know exactly where all your SNPs are—but you won’t necessarily know what those results mean.

Another route is to invest four weeks in my book’s Clean Genes Protocol. Most people I know, including health professionals, get genetic testing results back and focus only on the genes. The problem is, that genetic report is a piece of paper showing your genetic susceptibility—not your genetic destiny! In other words, your genetic profile is not you.

Most of the folks who send away for genetic testing are unaware that a gene born clean can easily become dirty. When they read that their MTHFR is normal, they celebrate instead of realizing that—due to diet and lifestyle—it might in fact be super dirty.

Even if your MTHFR was born dirty or you are showing no symptoms of an MTHFR gene mutation, you don’t want to make the common mistake of thinking that you can target it with a magical methylfolate supplement or nutrition vitamin B12 supplement and all will be well. Many of the people who send away for their genetic profile end up following simplistic instructions for MTHFR treatment, thereby creating significant side effects and making themselves worse off than they were before.

Here’s the bottom line: the only way to truly help your dirty genes is by remaining on the Clean Genes Protocol, a lifelong approach to diet and lifestyle, including a specific MTHFR diet. That’s how I do it. That’s how my family does it. That’s how the doctors I’ve trained around the world encourage their patients to do it. The result? Healthier, happier lives. I’ll tell you what I tell all of them: there are no shortcuts. The tortoise always wins the race.

Because your genes can give you problems whether they’re born dirty or simply acting dirty, I want you to know how to keep all seven of these important genes clean and healthy, giving them all the support they need. Out of the roughly twenty thousand genes in your body, these seven are critical to optimal health, every day of your life.

When I say you’re going to scrub your dirty genes clean, I’m not saying that you’re going to change your basic personality or remove all medical risk. I’m saying that you’ll learn to work with your genes, giving them all the support they need. That way, you can celebrate your unique temperament—and safeguard your health from genetic mutations.

Every vehicle drives differently. By understanding your genetics, you gain the opportunity and ability to make choices that will give you a smooth and enjoyable ride throughout your life.

Excerpted with permission from Dirty Genes: A Breakthrough Program to Treat the Root Cause of Illness and Optimize Your Health by Dr. Ben Lynch. Available online at Amazon.com.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here