Dal es la receta de cena fácil que necesitas en tu vida

0
21
<pre data-lazy-src=


Solo hay un puñado de recetas que tienen el poder de llevarme de vuelta a mis años de crecimiento. Y no estoy hablando de esos alimentos que me recuerdan grandes recuerdos o cualquier tipo de evento que cambie la vida. Es un simple dal que mi madre colocó en nuestra mesa que pusimos en una cuchara sobre el arroz en la mayoría de las noches entre semana que se destaca en mi mente y me lleva de regreso a casa. Para muchas de mis comidas favoritas de la infancia, tengo que llamar a mi madre para averiguar exactamente qué ingredientes obtener, cómo hacer una mezcla de especias o el orden correcto para armar todo junto.

Este dal fácil, por otro lado, es mi receta favorita porque es infinitamente flexible, no requiere apegarse a ninguna "regla" dura y rápida, y rara vez resulta en tener que llamar a mi madre porque no resultó Correcto.

Las lentejas

Hay tantas variedades de dal en la cocina india y, en su mayor parte, los diferentes tipos en los que crecimos siguieron la misma fórmula. Algún tipo de lentejas cocidas a fuego lento en agua con sal y hechas en diversos grados de sopas. Podrías cambiar fácilmente cualquier otra lenteja, lentejas verdes, lentejas amarillas, lentejas negras, lo que sea. Mi madre hace que la suya sea un poco más acuosa en casa, y prefiero la mía un poco más gruesa para que pueda sacarla con roti o naan. Lo que hará que esto sea simple o especial es el tarka.

El tarka

Tarka es básicamente especias tostadas en manteca que te ayuda a liberar la fragancia y el sabor de las especias y los chiles antes de agregarlos a los platos. Para un dal simple, calienta un poco de ghee y le agrega semillas de comino. También agregaré una pizca de asafétida a mi tarka. Para un tarka con algo extra, puede agregar algunas cebollas finamente picadas, ajo, jengibre o chiles a su ghee y luego agregar eso al dal. Solía ​​detestar encontrar trozos de cebolla y jengibre en mi día cuando crecía, por lo que mi madre solo lo hacía con comino, y esa sigue siendo mi forma favorita de hacerlo.

Esta es una de esas recetas a las que recurro cuando no tengo ganas de cocinar. Se reúne en quince minutos y es el mejor plato acogedor para mí. ¡Espero probar este y probar algunos sabores y especias diferentes!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here